Skip navigation


century_of_self_cover…And you will know us by the trail of dead (Trail of Dead o ToD de acá en más, para abreviar) siempre se las ingenian para generar muchísima expectativa con cada lanzamiento. Desde el brillante “source tags & codes” de 2002, cada disco que preparan se lo mira para ver como van a hacer para estar a la altura, un legado bastante jodido. Y con el reciente EP que habían lanzado, festival thyme, había muchísimas entusiasmo generado.

Vamos a ser honestos: trail of dead ni siquiera intenta, actualmente, competir con ST&C, o superarlo. Con 3 discos lanzados después de éste, podemos concluir que en ningún momento quisieron seguir ese camino, sino reinventarse. Es dificil de creer que la banda de los primeros tres discos sea la misma banda de So Divided, Worlds Apart y el reciente Century of Self. La banda cambió su dinámica urgente y abrasiva por crescendos epicos, canciones donde pueden explayarse más en puentes, etc. Éste reciente esfuerzo deja de lado las orquestas y retoma algo de la fuerza de los primeros trabajos, pero aun así, está a kilometros de ser la misma banda, para bien o para mal.

CoS se compara a ST&C en el sentido de que ambos son el tercer disco de una trilogía, y a la vez, el mejor y más consistente de esta. La primer mitad del album suena a recolección de los momentos más grandiosos de los anteriores dos discos (hay reminiscencias de “will you smile again?” o “cauterwaul” en algunas canciones) pero a la vez, mucho más maduro, consistente, y mejor trabajado. Que se hayan ido las orquestas y haya aparecido la melodía de los pianos (muy bien ejemplificado por Halcyon Days o Bells of Creation) ayuda a sentir que la banda recupera algo de energía. Y no falta fuerza ni urgencia, cuando se escucha Far Pavillions o el primer single, Isis Unveiled. La banda suena viva y despierta nuevamente.

La segunda mitad, sin embargo, es mucho más extraña, metiendose en un terreno más introspectivo, bajando el tiempo, y cambiando las guitarras sobre la batería construyendo tensión por un ambiente más oscuro y opresivo. Pictures of an only child es el mejor ejemplo de esto, y Luna Park, sencillamente, es una de las mejores baladas que se hayan escrito en los últimos años. ToD, con este nuevo trabajo se vuelven todavía más inclasificables (¿es math rock? ¿Indie? ¿emo? ¿post-punk?) y se los escucha mucho más comodos con la formula de generar tensión y liberar. Y eso es buenísimo. El problema del disco, si hay que marcar uno, es que los interludios podrían darse el lujo de ser un tanto más cortos. Está muy bien el material épico, pero no es necesario prolongar tanto algunos segmentos, que parecen entorpecer la melodía más que potenciarla.

Honestamente, no agarrés este disco pensando que vas a oir algo tipo madonna o ST&C, porque no es ni parecido. Pero si estás dispuesto a escuchar una forma distinta de hacer rock, quién te dice, tal vez este trabajo de ToD sea justo lo que buscás.  Eso sí, si es por gusto personal, ojalá pudieramos volver a escuchar algo como “how near how far” o “another morning stoner”.

Link de descarga: Mediafire
Rating total: 7,2/10

-Federico Lo Giudice

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: