Skip navigation


tonight-ffNo se puede hablar del nuevo material del cuarteto escocés Franz Ferdinand sin ponerlo en contexto con sus dos discos anteriores. Al momento de ingresar en el mainstream con su ya clásico single “take me out”, FF fue un soplo de aire fresco a una escena cansada, agotada de tanto nu metal, y garage rock genérico. Franz Ferdinand proponía la alternativa, un tipo de dance rock totalmente diferente a lo que los demás mediocres mostraban: un disco plagado de buenas canciones, riffs pegadizos y melodías memorables.

Franz Ferdinand, con sus tres trabajos, hizo algo similar a las revoluciones industriales. Su primer disco cambió la forma de producción de canciones de pop rock, maximizar la producción con menos esfuerzo y logrando un mayor impacto, con riffs mecánicos que funcionaban como relojes. La segunda, gracias a la “producción en serie” de canciones se logró darle una nueva vuelta: funcionaba también, pero al final del día solamente era repetir el esfuerzo que los llevó al primer disco, lo único que en vez de tener toda una vida para componerlo, esta vez lo hicieron en sólo 6 meses. ¡ESO es maximizar la producción!  Sin embargo, éste tercer disco se siente como un trabajo con tanta computadora en el medio que parece que nadie estuviera realmente trabajando, sino sólo apretando teclas y viendo qué sale.

La genialidad de Kapranos, vocalista de la banda, sigue ahí, y las melodías son tan buenas como siempre (el coro de “Ulysses” es un gran testimonio de ésto) … pero esto causa un nuevo problema. La banda nos ofrece todo un nuevo despliegue para seguir haciendo lo mismo. Los riffs mecánicos están donde siempre, pero ahora, en vez de guitarras, tenemos sintetizadores. Y la pérdida más importante es la de la batería y el bajo, totalmente hundidos debajo del resto de la banda. El bajo deja de estar al frente, marcando el ritmo, y la batería pierde toda dosis de personalidad para practicamente repetir el mismo patrón todo el disco.

A pesar de todo, el disco cuenta con buenos momentos como la mencionada”Ulysses” y sus “la la la laaa”s, la clásica instantanea “no you girls” o “twilight omens”. Incluso “Lucid Dreams” es un muy buen esfuerzo, aunque excesivamente larga (¿7 minutos para una cancion pop? Ni Hey Jude se la arregló para mantenerse interesante todo ese tiempo).  La mayoría de las canciones parecen no ir a ningún lado.

No es que estuvieramos esperando un disco lleno de “take me out”‘s, pero se los escucha cansados, repetitivos y como más de lo mismo. Los sintetizadores, para citar a Smithers, no logran otro efecto que “pero el sombrero es nuevo”. Quizás no sea culpa de las composiciones o el trabajo, sino que Franz Ferdinand ya no es novedad cuando la fórmula ya ha sido establecida e imitada hasta el hartazgo por tantos otros grupos. Por lo menos, este album cumple la función de dejar el juego para una posible e interesante evolución de acá en más: ¿synth pop? ¿disco? ¿o vuelta al rock? el tiempo, si la banda sobrevive a este album, lo dirá.

Link de descarga: Rapidshare
Rating total: 5,2/10

-Federico Lo Giudice

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: