Skip navigation


gzaliquidswordsnb0Es difícil hablar de Liquid Swords, el mejor trabajo de GZA, sin hacer contexto en 1995, año de su lanzamiento. En medio de una escena donde el grunge empezaba a dar signos de debilidad, y el alt-rock se volvía cada vez más repetitivo y mediocre (razón de que “la posta” rockera volviera a Inglaterra y su brit-pop), la cansada escena norteamericana necesitaba ser sacudida por nuevas fuerzas creativas. Con el rock agotado hasta nuevo aviso, la atención del publico comenzó lenta pero inexorablemente a girar en otras direcciones.

Es en este contexto que GZA, rapero miembro del colectivo Wu-Tang Clan, decide lanzar lo que a posterior sería su mejor album, justamente en Geffen Records, sello que antes lanzara a la fama a Guns n’ Roses o Nirvana. Con la producción de su colega RZA, Liquid Swords nos presenta 13 tracks que podrían haber formado parte del genial 36 chambers sin haber desentonado en lo más mínimo. El estilo de costa este, con un flow calmo pero seguro, inteligente, y afilado de GZA hace un juego muy interesante con la instrumentación de RZA (inspirado como nunca) y lanza las mejores rimas de su carrera.

El album va desde las temáticas cotidianas del estilo gangsta hasta referencias bíblicas, todo mechado con fragmentos de películas de samurais en el medio. El disco abre con uno de estos fragmentos para dar paso a la canción que le da nombre al trabajo. “Liquid Swords” es una canción brillante por donde se la mire, con su aceleradísima guitarra estilo reggae, y su lírica sobre MC’s tomando cocaína para tener más personalidad en el escenario. GZA demuestra en este track que definitivamente es el miembro clave de los liricistas de WTC.

Las influencias orientales, además de en el título y la lírica se sienten en la instrumentación, especialmente en temas como “4th chamber” o “cold world”. Precisamente, “4th chamber” es uno de los mejores tracks del disco, donde participan como invitados Ghostface Killah, Killah Priest, y RZA. El segmento de RZA es particularmente brillante y afilado, con su delivery grave y acelerado, lleno de energía. Otros invitados que hacen muy buena letra son Dreddy Kruger en “duel of the iron mic”, con su oscura base de bajo y teclado o Method Man (quizás el más rockero de todos los WTC) en “Shadowboxing” con su extraño sampling.

El disco, aún así tiene algunos problemas para terminar de fluir del todo bien. “Labels” quizás sea un track que está de más, por no estar al nivel de los demás del disco, y el intento de repetir el truco de la genial “C.R.E.A.M” (cash revolves everything around me) con “B.I.B.L.E.” (basic instructions before leaving earth) se siente torpe, forzado e innecesario. El disco tendría un final mucho más apropiado con “I gotcha back”. A pesar de estos defectos menores, este album tiene una frescura envidiable, una inteligencia en el delivery y la lírica inimitables, y es un testimonio más del talento que en realidad posee GZA.

Link de descarga: Mediafire
Rating total: 8,6/10

-Federico Lo Giudice

2 Comments

  1. Intercambio banners uno a uno
    visita: http://www.gohanrecords.tk


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: