Skip navigation


mogwaiyoungteamMogwai es siempre uno de los primeros nombres que salta cuando se habla de dos cosas: películas clásicas de nuestra niñez (gremlins), y dos, lo que nos compete, el post-rock. Por post-rock se entiende (en su definición más amplia, y bastante vaga) un género de rock donde se usa la guitarra de forma “no convencional”. Se crean paisajes y armonías antes que riffs. Los ejemplos más claros de esto, además de estos escoceses, son los Godspeed You! Black Emperor, Sigur Ros, o Tortoise.

Una vez superada la etiqueta, las diversas bandas tienen variedades de personalidades, estilos, y formas de acercarse a sus instrumentos a la hora de componer e interpretar. A este primer disco de estudio de los escoceses lo caracteriza la espontaneidad. Las furiosas explosiones a partir de las más calmas armonías. Los brutales contrastes. Casi no hay crescendos porque todo ocurre de un momento para el otro. Un balance perfecto entre ira y sarcasmo (aportado por los títulos de cada canción que poco y nada tienen que ver con los temas).

“Yes! I am a long way from home” abre el disco explicando como la música es “más grande que las palabras, y más amplia que las imágenes” para sumergir al oyente en un arpegio sobre el que se compone el tema. La canción evoluciona hasta estallar en una ola de distorsión acompañada de violines. Inspiradísimos. El resto del disco no da tanto tiempo al oyente para prepararse.

Las dos canciones que mejor representan el espiritu del album, y a la vez dos de los mejores temas de la carrera de Mogwai son  “summer” y la cataclísmica “Like Herod”. En ambas canciones se contrastan melodías donde la banda se contiene (apaciblemente en “summer”, con ira en “like herod”) para dar paso a olas de distorsión, paredes de guitarras y algunos de los climas más épicos grabados en los 90’s. La banda experimenta un poco y se calma sin perder intensidad para “radar maker”, “tracy” o “R U Still into it?”. El delivery no es tan interesante en “with portfolio” o “a cheery wave from strangers”, que si bien colaboran al ambiente general del album, no satisfacen tanto como las demás composiciones.

Todo este caos y contraste lleva a la composición final del album, la cuál es a la vez la mejor del disco, “Mogwai fear Satan”. Este tema, de 16 minutos de duración transforma su único riff en una bestia que pasa por todos los posibles matices y niveles de expresividad, culminando en algunos momentos de envidiable intensidad. También ayuda el beat increíble y las distorsiones usadas que transforman a esta canción en un verdadero grito de guerra más que en el de temor que el título sugiere.

Young Team es un disco donde Mogwai brilla por la entrega, pasión y volatilidad que demuestran, niveles de libertad que ninguno de sus trabajos posteriores posee. Este album es la fusión perfecta entre matices y espontaneidad, la calma y la explosión, un día soleado y una tormenta eléctrica. Un genial retrato de la esquizofrenia musical. Es una pena que las composiciones más experimentales no estén a tono con las más focalizadas, porque el album  brilla, innova y destruye.

Link de descarga: Mediafire
Rating total: 8.8/10

-Federico Lo Giudice

One Comment

  1. hey buenisimo este cd de Mogwai =)

    ahora te agrego en mi blog, ! Saludos !


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: