Skip navigation


00-camera-obscura-my-maudlin-career-front

Glasgow debe ser la ciudad más musicalmente diversa del planeta. Hay espacio para la esquizofrenia de Mogwai, para la explosión de McLusky, o para la ternura de quienes hoy nos competen, Camera Obscura, sin demasiado drama. Camera Obscura no podría ser más distinta de las bandas antes nombradas, encargandose de hacer un indie pop melódico, eficiente, efectivo, y muy dulce. Y lo más interesante de todo, parecen siempre estar a la altura de lo que se espera de ellos entregando canciones de escucha sencilla, bien redondas.

Su cuarto disco, “My Maudlin Career”, parece arrancar inmediatamente donde “Let’s Get Out Of This Country” concluyó, incluso hasta el punto de contar con la misma productora, Jari Haapalainen de The Bear Quartet. Las canciones están estructuradas sobre beats simples de batería, donde el protagonismo tradicional de la guitarra y bajo del indie rock cede ante los colchones de teclados, o arreglos de cuerdas, dandole al album una atmósfera de ensoñación y calma muy agradable.

El primer track del disco es a la vez el single que eligieron para mostrar el espiritu de su nuevo album, “French Navy”. La desición es acertadísima, se trata de lo mejorcito que tiene el disco, con una melodía vocal ideal para cantar, y excelentes arreglos de los clarinetes y cuerdas sobre un beat acelerado con todo el swing en el hi hat de la batería. Simplemente adorable. Este espiritu se mantiene muy bien en tracks como “The Sweetest Thing” (no, no es un cover de U2), o “My Maudlin Career”.

El album es muy parejo, a pesar de estos puntos fuertes, pero cuenta con el problema de que la banda no deja lugar para la sorpresa. Esto no sería demasiado grave de no ser porque Camera Obscura, cuando intenta algo distinto, se desconoce y no termina de funcionar (“Other Towns and Cities”) o termina empalagando irremediablemente como en “Careless Love”. En serio, si alguien me amara así, pediría una orden de alejamiento a un juez. Qué miedo. Mucho más interesante es cuando la banda se pone melancólica para “James”, con la producción no tan saturada de arreglos y la banda pareciendo entender mejor qué dirección tomar.

En definitiva, My Maudlin Career, si se disfruta del azucar, es un gran disco. La atmósfera puede resultar repetitiva, y la producción un tanto exagerada, al punto de molestar en algunas canciones, especialmente las más melosas, pero nos encontramos ante un album definitivamente decente, escuchable, e incluso con un par de muy buenos momentos. Es muy poco probable que el album sorprenda o aporte algo nuevo a alguien, pero las canciones son simplemente efectivas, y eso no se puede negar. Si no molesta la referencia hiper-directa a Belle and Sebastian, acá está la dosis de azucar que recomienda el doctor.

Link de descarga:
Mediafire
Rating total: 6.8/10

-Federico Lo Giudice

One Comment

  1. hola gente!
    muy buenos estos ultimos cds… aunque de calle 13 nunca oí nada 😛 , de camera obscura siempre colgue para bajarme algun cd, vere si lo hago ahora =)
    Saludos!
    Daniela.-


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: