Skip navigation

Monthly Archives: marzo 2010

Entrada (casi final) de esta maratónica seguidilla, que bastante tiempo tomó. Pronto vuelven los reviews de discos, disfrutenla mientras dura.

15-
TV On The Radio – Dear Science (2008)

TV On The Radio sorprendieron en el 2008 con un cuarto disco que fue masivo, para sus estandares. El salto a las grandes ligas de la banda vino acompañado de una toma fresca, original, y genial por parte de la banda que a fuerza de experimentación, carisma y energía, más el toque indie que los vuelve increíblemente cool. El album huele a gran ciudad (los muchachos son de New York) y muestra que queda muchísimo para decir guitarras en mano, y con canciones vencedoras. Por momentos Velvet Underground, por momentos My Bloody Valentine, siempre originales.

Menciones especiales: “Halfway Home”, “Golden Age”

14-
Battles – Mirrored (2007)

Battles se trata de empezar de la nada y desatar tormentas que de alguna forma son increíblemente intensas y bailables. Este album debut, tras sus primeros EP’s marcó su llegada al gran público gracias al single Atlas. Como detalle curioso, para presentar el album, la banda incluso llegó a Argentina donde se presentaron en Niceto en un show para el recuerdo.
Compuesto como una especie de dream team de músicos de Math Rock, la agrupación en ningun momento es forzada, el estilo es ultra propio, y las canciones no se parecen a nada. Para más detalles, chequear el review en el índice de esta página.

Menciones especiales: “Atlas”, “Tonto”, “Race In”

13-
Cymbals Eat Guitars – Why There Are Mountains (2009)

Si TV on The Radio no están más arriba en la lista, es culpa de CEG. Los muchachos aparecieron de la nada y se llevaron todas las buenas palabras de la crítica, y esto no es porque sí: entre sus tonos mitad shoegaze, mitad pista de baile, todo indie invencible los convierten en los campeones de la canción. Cada acorde de la banda suena como pisadas de un mamut que sacuden la tierra.
CEG tiene 3 cantantes de voces únicas, guitarras que son impredecibles, y arreglos por todos lados. Especial atención a los pianos y a los climas, que es donde la banda más brilla.

Menciones especiales: “And The Hazy Sea”, “Some Trees”

12-
Lisa Hannigan – Sea Sew (2008)

Tras su colaboración con Damien Rice, Hannigan, de origen Irlandés, lanzó su primer disco en 2008, habiendose apropiado de la banda del pibe. No sin méritos, que quede claro: las canciones, de matices folk no se quedan en el pop complaciente y muestran el carisma de Lisa, que constantemente se muestra encantadora. Y por si eso fuera poco, las melodías son geniales. La mezcla de instrumentos como glockenspiels, vibrafonos, etc, hacen que cada canción esté plagada de detalles, y constantemente se puedan descubrir nuevos sonidos con cada escucha. Para tener en cuenta.

Menciones especiales: “Keep it all”, “Venn Diagram”, “Sea Song”

11-
Raekwon – Only Built 4 Cuban Linx… Pt. II (2009)

Cuando ya casi nadie esperaba que alguna vez hubiera una parte dos del clásico Cuban Linx, y mucho menos que estuviera a la altura de la primera o que rankeara como un buen trabajo siquiera, Raekwon y su colaborador Ghost Face Killah aparecieron con este disco. No sólo al nivel del primero, sino superandolo ampliamente se trata del mejor trabajo solista de cualquier miembro de Wu-Tang… o quizás el mejor disco de rap de los últimos años, queda en cada uno. Las rimas de Raekwon, invencibles. El trabajo de RZA, brillante también. Un placer verlo de vuelta en su juego.

Menciones especiales: “Black Mozart”, “Gihad”, “House Of Flying Daggers Ft Inspectah Deck Ghostface Method Man”

Comentario: lo más complicado de hacer estas listas es tratar de mantenerse objetivo y no regalar posiciones por el cariño incondicional que algunos discos puedan generar. Seguimos:

20-
Goldfrapp – Felt Mountain (2000)

Los corazones que no se mueven por Portishead se mueven por Goldfrapp y eso es un hecho. Variando entre los discos de dance y los discos de vibra trip hop, Goldfrapp es una banda variadita. Aquel primer disco, su debut del año 2000, propone ambientes melancólicos, melodía, y un uso de la voz que está más cercano a ser un instrumento más que un delivery de palabras. Estas sobran, siempre sobran. Goldfrapp es un espejo de emociones, y están tristes, pero mierda, cómo llegan.

Temas recomendados: “Deer Stop”, “Lovely Head”, “Human”

19-
Major Lazer – Guns don’t kill people… Lazers do (2009)

“Major Lazer” es el proyecto conjunto de los DJ’s Diplo y Switch, en el extremo opuesto del espectro a Goldfrapp de la posición anterior. En los temas mayormente upbeat se encuentran dejes de pop, reggae, dancehall, y electrónica. Comercial en el punto justo, creativo y fresco, Major Lazer es una escucha genial para la casa o para la pista de baile. Si los muchachos de alguna forma todavía necesitaban probarse, esta es su carta vencedora: son dos DJ’s que la rompen, y no es por nada que los llaman desde bandas de metal a artistas pop del momento para trabajar con ellos.

Menciones especiales: “Hold The Line”, “Keep It Going Louder”, “Mary Jane”

18-
The Fall of Troy (2005)

Con este disco van a estar de acuerdo todos, menos los fanáticos de TFOT, quienes exclamarán cuanto mejor eran sus demos, y cuanta más promesa demostraban. A pesar de esto, a fuerza de temas en Guitar Hero, singles invencibles, y una energía brutal TFOT muestra que no es tan dificil encontrar un eje pop en un género como el math rock. Si sólo fuera por el brutal “F.C.P.R.E.M.I.X.”, la banda se ha ganado una mención inevitable entre los mejores trabajos de la década. Y que sean tan proficentes con sus instrumentos, por supuesto, no molesta ni un poco.

Menciones Especiales: “Laces Out, Dan!”, “F.C.P.R.E.M.I.X.”, “You Got a Death Wish, Johnny Truant?”

17-
Wu-Tang Clan – The W (2000)

Cada album de Wu-Tang, entre el drama de los propios integrantes (9! Y eso sin contar colaboradores asiduos!) es un evento en el mundo del rap. Hordas de críticos y fans hacen lo suyo, y lo único que hacen más allá de toda duda es probar su relevancia. The W, de todos modos, es su mejor trabajo del 2000. Si bien es menos inmediato, es mucho más brutal que el clásico 36 chambers. El disco es un espejo de lo que ocurre en los slums de donde los muchachos salieron y la cruda realidad de un día levantarse y enterarse que tu hermano, hijo o mejor amigo está muerto. Y ni eso quiebra sus espiritus. De roca sólida.

Menciones especiales: “Gravel Pit”, “Let My Niggaz Live”, “Careful (Click, Click)”

16-
The Black Mages – The Black Mages II, The Skies Above (2004)

The Black Mages es una agrupación de rock japonesa que incluye al propio Nobuo Uematsu en teclados. Se dedican a hacer versiones en tono parodia/metal progresivo de canciones clásicas de la saga de videogames “Final Fantasy”. Si bien esto puede sonar raro, lo sorprendente es, por un lado, lo bien que funcionan, y por otro lado, cuanto mejor suena este album debido a la incorporación de un baterista real en lugar de bases programadas. La banda es arrasadora, y super creativa, y si tuviste la suerte de jugar alguno de los games que homenajean, el factor nostalgia  es encantador. Simplemente genial.

Menciones especiales: “Vamo alla’ Flamenco”, “Zeromus”, “The Rocking Grounds”, “Battle with the Four Fiends”